miércoles, 10 de marzo de 2010

TARDE DE PERROS

I
“No volveré a entrar
en bares con rocolas”
me lo digo siempre
el vallenato me atormenta
la salsa erótica me enferma
y el reguetón me produce escozor
II
Aquella tarde fui escoltado por la jauría
Enseñé los dientes
y hurgué entre los escombros
Allí fue donde la encontré
III
Después del hallazgo
quise medir fuerzas
pero fui vencido
Me confinaron al destierro
IV
y aquí estoy
bajo la mesa
a los pies de mi amo
mientras desafina una estridente canción
que vomita ese absurdo aparato