viernes, 4 de marzo de 2016

Germán Trujillo: “El arte es el reflejo del alma”

Año VI. Número 247


Conversaciones que venían
hoscas
buscándonos
gentes del sueño y gentes del viento
árboles ventosos y golpes en el corazón
y al cabo estábamos volando
conversando
Más allá de nosotros. Ramón Palomares




Más de quince años dedicados a la fotografía de la mano de su padre impulsaron –tal vez sin querer- a Germán Trujillo (Caracas, 1960) a interesarse por las artes visuales, una vez que aflojó las ataduras familiares.


“Mi padre era tan aficionado a la fotografía que tenía un cuarto oscuro en su apartamento”, rememoró.


Resulta que este creador venezolano, que se destaca en la actualidad por sus trabajos pictóricos de corte informalista, decidió un día dedicarse de manera intensa a las artes visuales cuando sus hijos alzaron vuelo hacia otras tierras para cursar estudios universitarios.


Germán Trujillo se mudó a Maracay en el año 1979 para estudiar en la Facultad de Agronomía de la Universidad Central de Venezuela y cuando entonces “andaba con mi cámara fotográfica para arriba y para abajo” y al egresar de allí “me dediqué a ejercer mi profesión por veinticinco años”.


Su búsqueda de conocimiento lo condujo hacia la investigación autodidacta y a la participación en talleres de dibujo, de pintura y de grabado dictados por artistas aragüeños de la talla de Fernando Correa y Ramón Hernández.


“Mi pintura es espontánea. No me interesa transmitir ningún mensaje. Sólo busco simplificar mi obra, valiéndome de pocos elementos”, argumentó.





En cuanto a los artistas que más admira, Trujillo mencionó a Joan Miró, Gustav Klimt, Antoni Tàpies y Friedensreich Hundertwasser, al igual que los venezolanos Oswaldo Vigas, Manuel Quintana Castillo, Francisco Hung, Luisa Richter y Elsa Gramcko.


Con el pasar del tiempo, Trujillo se involucró tanto con su vocación que en el año 2010 se alió con sus amigos Juan Andara y Asdrúbal Figuera para fundar el Taller de Arte “Yagrumo”, proyecto del cual surgieron exposiciones en salones de nuestro país y de Rusia.



Entre sus logros personales, se cuenta un primer premio en el XL Salón Anual de Pintura y Dibujo “Don Ramón Mejías” (2015) en Güigüe, estado Carabobo, Venezuela, y una Mención del Jurado del 39º Salón de Artes Visuales “Mauro Mejías” del Ateneo de Guacara, estado Carabobo, Venezuela.





Dos de los elementos recurrentes en su obra son las cuadrículas y las figuras geométricas como dejo de las influencias acumuladas durante la veintena de años de ejercicio de su profesión como gestor ambiental.


A juicio de Germán Trujillo, el arte es el reflejo del alma del creador porque a través de este proceso se trasluce “algo” de su yo interior en cada una de sus obras.


Finalmente, nuestro entrevistado recomendó  a los jóvenes que desean iniciarse en las artes que “se sumerjan en las fuentes del conocimiento –ya sea a través de Internet o los libros-, y visiten los salones y galerías”.


   

Hasta aquí llegó nuestro espacio. Recuerden que pueden contactarnos a través del correo electrónico: rafedort@gmail.com, Twitter: @rafedort, Facebook: Rafedort y el blog: zonadetolerancia69.blogspot.com, donde encontrarán todas las ediciones de esta columna.